Robo con violencia en Alcantarilla para robar un anillo

Ayer se produjo en Alcantarilla un hecho más que lamentable. Un hombre de avanzada edad fue abordado por una mujer en plena calle con el único propósito de robarle el anillo que éste llevaba puesto. Y vaya si lo consiguió…
Lo peor es que este robo con violencia desmedida tuvo más consecuencias: una fractura de cadera.

Este despreciable hecho ocurrió ayer domingo sobre las 11.00 horas  en el barrio de Campoamor.
Joaquin Hernández, que pronto cumplirá los 90 años de edad, utiliza para sus paseos diarios un andador por seguridad y como apoyo, aunque en realidad  es una persona que se vale por si misma, nos comenta su nieta Verónica.
A Joaquín le gusta caminar y lo hace de forma diaria desde su casa en la calle Primero de Mayo hasta el Jardín de Campoamor, a escasos 200 metros.
Pero ayer domingo no era su día, ya que tuvo la desgracia de cruzase con una persona indeseable que lo estaba esperando a su regreso del jardín para abordarlo.
El pretesto?… preguntarle donde quedaba la Iglesia de Campoamor…
Joaquin, que caminaba hacia su casa que estaba situada ya a escasos metros y dirigía su mirada hacia abajo mientras sujetaba en andador con sus manos, alzó su mirada cuando se tropezó con ella; pero vio a una chica de unos treinta años, alta, morena y bien vestida; nada extraño. Entonces Joaquín levantó su brazo para indicarle la dirección exacta de la Iglesia, pero está le agarro su mano para quitarle el anillo que llevaba puesto con tanta fuerza que lo arrojó al suelo, donde quedó tendido hasta que un vecino llegó casi de inmediato, sin fijarse mucho en la persona con la que se había cruzado escasos segundos antes y subido a un coche negro que la esperaba.
Todo ocurrió muy deprisa, comenta su nieta Verónica.

La Policía llegó a los pocos minutos. Joaquin fue trasladado al Hospital Virgen de la Arrixaca donde le diagnosticaron fractura de cadera y le recomendaron reposo absoluto.
Y así está Joaquín ahora, sin anillo, con la cadera fracturada a su edad y muy triste porque no sabe qué será de el ya que no se imagina tener que renunciar a sus paseos ni a sus compras diarias.

Paco Cascales

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s