El Gobierno aprueba un decreto anticrisis por valor de 9.100 millones de euros

El Gobierno aprobó hoy sábado nuevas medidas para hacer frente a la crisis provocada por la guerra en Ucrania que supondrán un gasto superior a los 9.000 millones de euros», según anunció Pedro Sánchez tras la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros.
«Este nuevo decreto supone un esfuerzo extraordinario, con 5.500 millones en gasto para proteger a familias y 3.600 millones en reducción de ingresos por las rebajas fiscales», ha asegurado Sánchez.

De esta forma se reduce entre un 30% y un 50% el precio de los abonos de transporte y se concede un cheque de 200 € a autónomos y desempleados. El presidente anuncia también un nuevo impuesto para las eléctricas.

En total, el Gobierno prevé invertir hasta final de 2022 cerca de 15.000 millones de euros, más de un punto del producto interior bruto. Entre las ayudas, una directa de 200 euros para trabajadores, autónomos y desempleados con bajos ingresos que se podrá solicitar a partir del mes de julio. La ayuda aliviará la subida de la cesta de la compra para las rentas más bajas, según ha anunciado el presidente.
Con el fin de fomentar el uso del transporte público, figura una reducción a partir del 1 de septiembre del 50% del precio de todos los abonos mensuales y de cualquier tipo de abono de empresas de transporte estatal, como Renfe, y del 30% para los abonos de las modalidades de transporte que dependen de ayuntamientos y comunidades autónomas, descuento que pueden ampliar con recursos propios hasta el 50%.
Asimismo, ha anunciado un aumento del 15% de las pensiones de jubilación e invalidez no contributivas, lo que supone un incremento de 60 euros al mes (360 euros de aquí a finales de año), una ayuda directa de 200 euros para autónomos y desempleados de bajos ingresos que se podrá solicitar desde julio o la limitación del precio máximo del butano, que estará en vigor hasta el 31 de diciembre.
También se reducirá el IVA del recibo de la luz del 10% al 5% y se mantiene el resto de medidas relacionadas con la electricidad, como la ampliación del descuento del bono social, la suspensión del impuesto sobre el valor de la producción y reducción al mínimo del impuesto de la electricidad.
En el ámbito de los carburantes, se mantiene también hasta final de año la reducción de 20 céntimos en el litro de combustible.
Con el objetivo de reforzar la protección a grupos más vulnerables, se mantienen las ayudas del Ingreso Mínimo Vital (IMV), la prohibición de suspender el suministro de energía, el tope a la subida de alquileres y que el aumento de costes energéticos no pueda suponer causa de despido en empresas que dependan de la Administración.
Igualmente, se prorroga a septiembre el aplazamiento pago cuotas a Seguridad Social, se aprueban ayudas directas a la industria de gas intensiva, se prorrogan las ayudas a la sequía y se extienden las ayudas a afectados por los afectados por la erupción del volcán ‘Cumbre Vieja’.

Por otro lado, el Gobierno presentará en las próximas semanas una proposición de Ley para diseñar un nuevo tributo que gravará «los beneficios extraordinarios de las empresas energéticas», con el objetivo de que entre en vigor el 1 de enero de 2023, según anunció el presidente del Gobierno.
Sánchez señaló que este tributo, no incluido así en el real decreto de medidas anticrisis aprobado este sábado, busca «garantizar un reparto justo de recargas» y «sintoniza con la opinión pública del país, con las medidas adoptadas por otros países del entorno y atiende a recomendaciones de la OCDE, la Unión Europea y el FMI».
Así, el presidente del Gobierno insistió en que las cargas ocasionadas por la invasión de Ucrania deben «distribuirse con justicia, aportando más quiénes están en mejores condiciones». «Quienes obtengan réditos indirectos de esta subida deben aportar de forma adicional al esfuerzo colectivo y contribuir más al sacrificio colectivo», dijo.
Respecto al diseño de este nuevo impuesto, afirmó que se están «estudiando» los diseños de otros gobiernos que han adoptado una medida en esta línea, aunque añadió que Italia, donde se ha aprobado un impuesto extraordinario y puntual de 25% a los beneficios, «es un ejemplo al que estamos mirando de manera muy particular».
Por su parte, el nuevo paquete de ayudas para combatir la crisis económica por la invasión de Ucrania, que estará vigente hasta el 31 de diciembre, incluye entre sus medidas la bajada del IVA en la factura de la luz del actual 10% al 5%, así como la prolongación de la ayuda de 20 céntimos por litro para los carburantes.
Además, Sánchez anunció que se limitará el precio máximo de la bombona de butano, medida que estará en vigor hasta el próximo 31 de diciembre.

.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s