Primer taxi Tesla. Hablamos con su propietario

Ya hay un taxi Tesla en Alcantarilla. Su propietario es Alejandro del Cura, un joven pero experimentado taxista que hace dos meses decidió cambiar el diésel de tu taxi por el 100% eléctrico. Cambió su Volkswagen Passat ya muy rodado por un Tesla Model 3. De momento es el único pero seguramente se irán sumando otros profesionales al vehículo ecológico.

Ahora es la sensación de las parada. «Los compañeros me preguntan y se interesan por el vehículo. Normal, es la novedad».

Alejandro del Cura en el interior de su taxi Tesla

A la pregunta de los inconvenientes que le ha encontrado al flamante vehículo ecológico, Alejandro asegura que «de momento ninguno. Bueno, quizás que el servicio técnico más cercano esté en Valencia. Espero que en un futuro corto tengamos uno en la Región. Yo tenía claro que quería comprar un cien por cien eléctrico cuando se jubilase el Passat y en Tesla encontré la mejor opción».

De entrada lo que más llama la atención cuando subes al vehículo es el salpicadero, que es de una sencillez extrema, no tiene botones, ni siquiera salidas de ventilación. El protagonismo se lo lleva una pantalla táctil de 15 pulgadas, colocada horizontalmente en la mitad del salpicadero. Tanto la visualización de cualquier información del coche como el control de todas sus funciones se ha centralizado en esa enorme pantalla. Ya sea que ver una serie, regular la temperatura ambiente o abrir la guantera, todo lo tendremos que hacer desde ahí. «Posee un software muy avanzado», matiza Alejandro. Y es que el tamaño y la calidad de la pantalla son de gran ayuda en funciones como el mapa de navegación, que permite ser utilizado en modo mapa o con imagen de satélite y es capaz de calcular un itinerario y proponer paradas para cargar el coche, fundamental para realizar viajes largos sin preocupaciones sabiendo siempre lo que vamos a tardar incluyendo las paradas para realizar las cargas parciales para seguir nuestro camino.

Otra cosa que sorprende cuando te introduces en el vehículo es el gran techo solar que se extiende desde la parte delantera hasta el maletero, ya que las vistas son impresionantes, principalmente para el pasajero que se aloja en la parte trasera. Viajar de noche y con luna llena debe ser una bonita experiencia.

En cuanto al precio podría resultar algo caro a simple vista. «Me costó 52.000 euros y espero amortizarlo en pocos años. Antes gastaba entre 500 y 600 euros al mes en gasoil y ahora el consumo de energía equivale a unos 40 euros/mes, ya que lo cargo en casa principalmente y de forma muy ocasional en cargadores públicos gratuitos».

Dice Alejandro que la autonomía de su Tesla Model 3 Long Range es de unos 500 kilómetros de media por lo que con una carga completa tiene para dos días. «Aunque en mi trabajo no hay días iguales. Un día haces 500 kilómetros y al siguiente realizas 100».

MODO CENTINELA

Por otro lado, el vehículo dispone de ocho cámaras de alta calidad que resultan de gran ayuda en cualquier tipo de maniobras de baja velocidad. Incluso si se introduce una memoria USB en el conector correspondiente podemos pedir al sistema que permanezca en «Modo centinela», un sistema que se puede activar cuando el coche está aparcado, de manera que si alguien se acerca al vehículo de manera sospechosa se activan las ocho cámaras y las imágenes llegan en streaming al móvil del conductor. Incluso es posible activar el sonido para que la voz del propietario suene en el vehículo.

MODO MASCOTA

El «Modo Mascota» permite dejar al animal un tiempo breve de tiempo en el interior del vehículo, de manera que el coche se acondiciona para que tengan una temperatura ideal.

Otra de las características de este vehículo es que no tiene puente en las plazas traseras, lo que le facilita mucho al pasajero pasar de un extremo a otro del coche. En las ruedas, los tapacubos están situados por encima y por debajo son llantas radiales. Dispone de neumáticos especiales para coches eléctricos ya que reducen la sonoridad a la hora de circular.

La producción del primer Tesla apenas contó con 2.500 unidades, hoy el Tesla Model S, buque insignia de la marca y referencia de la movilidad sostenible, alcanza una producción de 50.000 unidades anuales.

Para acabar, el nombre de la compañía es un homenaje al inventor y científico Nikola Tesla, a cuyo trabajo se debe el empleo de la energía eléctrica por corriente alterna. 

 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s