El edificio de Correos y Telégrafos que la guerra le arrebató a Alcantarilla

Fue a principios de 1935 cuando Joaquín Dicenta Vilaplana, uno de los arquitectos más destacados en la primera mitad del siglo pasado en Murcia, recibió su primer encargo del Ayuntamiento de Alcantarilla. Se trataba de la realización del proyecto de una nueva Casa de Correos y Telégrafos para la Ciudad de Alcantarilla. Años más tarde vendrían otros muchos encargos, como quedaron reflejados en la arquitectura de aquellos años en el municipio. Pero hoy hablaremos del encargo de este singular edificio que finalmente no llegó a realizarse.
El solar donde se quería construir dicho edificio tenía 30 metros de fachada y estaba situado en la Calle Ruiz Carrillo del municipio. En aquella época la Oficina de Correos de Alcantarilla se encontraba en la Calle San Sebastian, a escasos metros de la Casa Consistorial pero las instalaciones entonces ya no eran las adecuadas para la actividad postal que ya tenía Alcantarilla. La nueva edificación proyectada en la Calle Ruiz Carrillo se componía de planta baja destinada a servicios propios de Correos y Telégrafos, una primera planta destinada a viviendas de los dos jefes de distinta rama y una tercera planta-desván destinada a viviendas de los ordenanzas. La obra tenía que estar terminada antes de enero de 1937, según dispone el pliego de condiciones del primer concurso.

Plano fachada principal en Calle Ruiz Carrillo de Alcantarilla

En agosto de 1935 el proyecto estaba acabado, siendo depositado en mano por D. Joaquín Dicenta en el Ayuntamiento de Alcantarilla para su estudio y aprobación por parte de la Junta Municipal de la época. El proyecto parece que gustó y quedó encima de la mesa para su revisión y posterior aprobación, aún a sabiendas del elevado coste que suponía una obra de esa envergadura.
En aquel año ya se anunciaban las próximas elecciones generales en España, las mismas que finalmente se desarrollaron el 16 de febrero de 1936, siendo el Frente Popular el que consiguiera vencer con mayoría absoluta. A partir de ese momento España entró en una fase de inestabilidad política que finalmente acabó en la Guerra Civil el 17 de julio de 1936. A partir de ese momento todo quedó paralizado en este país. Y allí quedó el proyecto de la Casa de Correos y Telégrafos de Alcantarilla, metido en un cajón del consistorio, hasta que 80 años después apareció envuelto en un legajo en el Archivo Municipal de Alcantarilla.

Fuente: Archivo Municipal de Alcantarilla

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s