El otro Acueducto, el de las Zorreras, en estado lamentable

Nota de Prensa | Asociación Legado

25/01/2022

En estas últimas fechas, con motivo de la celebración de la Feria de FITUR 2022, y el haberse abierto al público el llamado Parque del Acueducto, en Alcantarilla y por parte de su Ayuntamiento están publicitando eslóganes como “Alcantarilla, donde la huerta nace” o citas como “Cultura del Agua” o “Patrimonio Hidráulico”, siendo estas las apuestas que defienden para nuestra imagen y captación de turismo. Para ello se muestran imágenes de detalle de la noria y su acueducto, recientemente puestos en valor, junto con el yacimiento arqueológico del Huerto de las Canales, hecho que puede parecer coherente y correcto.

No obstante esto puede parecer muy atrevido en su conjunto global. No se puede ser adalid de este tipo de patrimonio, cultura y valores etnográficos, cuando a su vez se lleva años mirando a otro lado, siendo responsable junto con la Junta de Hacendados de la Huerta de Murcia (JHHM) y Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) de minimizar, esconder, tapar e ignorar la problemática urgente y dejadez manifiesta que presenta el edificio el Acueducto musulmán más importante de la Huerta de Murcia y que lo tenemos en Alcantarilla:

El Acueducto de los Arcos sobre la rambla de las Zorreras (Monumento-BIC).

Esta Asociación entre los años 2016-2021 ha presentado ante el Servicio de Patrimonio Histórico de la D.G. de Patrimonio Cultural de la C.A.R.M. y el SEPRONA de la Guardia Civil de Murcia, un total de 8 denuncias todas relacionadas con el pésimo estado de conservación y ruina, y reiteradas apariciones de nuevos grafitis. Aún teniendo todas similar temática, y motivación penal y administrativa, para la Administración sólo algunas han tenido el curso legal establecido, y han originado una inspección técnica del monumento por personal facultativo de la CARM, “obligando” en 2017 (no por iniciativa propia en ningún momento) a restaurar el derribo de parte de uno de sus muros, desescombro y limpieza de su parte superior así como del entorno de protección y parte de la rambla, y un estudio científico por parte de un arqueólogo. Lo que tanto costó a esta Asociación a base de denuncias, divulgación, rutas guiadas y supervisión de obras, posteriormente fue aprovechado por los que justamente habían sido los responsables de que se hubiera propiciado la situación de ruina y dejadez anterior, principalmente la JHHM y la CHS, con la permisividad manifiesta del Ayuntamiento de Alcantarilla, para de forma pública salir en medios de comunicación vanagloriándose de las actuaciones llevadas, y prometiendo cantos de sirena sobre futuras rehabilitaciones y puestas en valor, obviando cualquier tipo de responsabilidad negativa. Era el mes de noviembre de 2017.

Una vez se acabó el bombo de “me gusta” en Facebook y otras redes sociales, y notas de prensa que ensalzaba a estos organismos responsables, el olvido, dejadez, ruina técnica y realización de graffitis fueron la tónica general de nuevo. Pese a ello esta Asociación nunca abandonó sus propósitos.
Entre finales de 2017 y de 2021, las posteriores actuaciones de JHHM y CHS ha sido un desentendimiento total –aun habiendo existido expedientes notificados por la DG de Patrimonio Cultural de tener obligación de seguir actuando en el bien cultural-.
Las del Ayuntamiento de Alcantarilla han sido esporádicas limpiezas del entorno en la rambla quitando las cañas que crecían, y casi siempre motivadas por imágenes nuestras en redes sociales que denunciaban la dejadez, o por que era necesario hacer fotografías para algún futuro evento tipo FITUR, o porque sería visitado por alguna persona que desempeña la política en ese momento.
Una vez expuesto un mínimo resumen de lo acontecido entre 2016 y 2021, a finales de este último año el Ayuntamiento de Alcantarilla ha “adecentado” (lo realizado allí no es “puesta en valor”) la parte superior del Acueducto de las Zorreras con el material más barato posible (grava y material que simula madera), con la intención de hacer visitable la parte superior, aunque paradójicamente lo ha “condenado” aún mas, ya que con ello se disimula y esconde la verdadera “ruina técnica e histórica” que esconde su parte inferior y estructura interna, inaccesible para el visitante precavido.


La parte interna del edificio del Monumento es observable por aquella persona que baje por la rambla, y encontrará un paisaje desolador, con sus tres ojos de nuevo llenos de lodo y escombros. El central está prácticamente colmatado. Nacen plantas invasivas entre la argamasa de sus ladrillos lo que provoca su fractura paulatina. Se ha perdido toda huella del estudio que se realizó allá por el 2017, y si por aquel entonces tal y como estaba ordenado en el expediente de la D. G. de Patrimonio Cultural no se eliminaron los grafitis, ahora ya prácticamente no queda un lienzo de muro interno que no tenga una de estas aberraciones pintadas (las últimas han sido descubiertas hace escasos dos días, pero para que denunciar).
Existían grietas internas y externas en los muros, pero ahora además de agrandarse por los miles de kilos de piedra echados en la parte superior, y compactados con máquinas de gran tonelaje, estas han dado paso a filtraciones de agua que proceden de la acequia Alquibla entubada en ese acueducto, lo que sin duda conlleva un deterioro progresivo.
Por tanto denunciamos que una localidad que abandera ser punta de lanza del patrimonio hidráulico de la Huerta de Murcia, no puede consentir el abandono manifiesto del monumento más característico e importante de ella en este ámbito. Si hay huertas que surgen en Alcantarilla (la huerta de Alcantarilla y otras localidades cercanas “nacen en todas ellas” gracias al río Segura, a partir de la Contraparada o Azud y las acequias que surgen de ella – haciendo alusión al “slogan”-), igual que en todas aquellas localidades donde llegan las aguas de nuestras acequias, es gracias al Acueducto de los Arcos sobre la rambla de las Zorreras. Sin este monumento no existiría el actual Heredamiento Mayor del Sur o Mediodia, ni sus acequias menores, brazales, escorredores, azarbes, así como los artilugios hidráulicos, como Norias, Acueductos, aceñas, etc.
Lo realizado en otros monumentos hidráulicos de Alcantarilla, no debe de esconder el fracaso que aquí se cierne.

Alcantarilla 25 de enero de 2022 ASOCIACIÓN LEGADO

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s