Juan Castillo: Feliz Navidad, vecinos !!

Juan Castillo

Llega la Navidad, y con ella se despiertan unos cuantos sentimientos de esos que parecen un poquito ocultos el resto del año. Alegría, solidaridad, ganas de salir a la calle y sonreír (que buena falta nos hace).

También son días de gasto extraordinario porque es tradición que las comidas sean más profusas, que la bebida sea algo más que agua, que apetezca salir a las terrazas y parques del pueblo para tomar algo con los amigos, que nos inunde el sentimiento de regalar a aquellos que, sin duda alguna, se lo merecen…

En casi todas esas fórmulas andan detrás los hosteleros y los comerciantes de Alcantarilla, que reciben la llegada de estas fechas con renovadas esperanzas de que esta maldita crisis se vaya diluyendo como un mal sueño cuando despertamos. Escaparates engalanados con adornos navideños, menús adaptados a las fiestas que se aproximan, todo lo que haga falta para que los vecinos satisfagan sus expectativas de sentirse en fiestas, con la espada de Damocles encima, pero intentando recordar que somos algo más que una pandemia o un miedo social.

Es entonces cuando alguien se pone a escribir unas letras y nos cuenta que es extraordinario que elijamos Alcantarilla como centro de compras y consumo, que nuestros vecinos, los que nos tropezamos cada día en cualquier rincón, son los beneficiarios de esa forma de comprar nuestra que no necesita (obligatoriamente) ir a la capital. Pero es el mismo redactor el que nos recuerda que hay otras formas de ayuda diaria, permanente, que encima no requiere de gasto continuo…, y es la RECOMENDACIÓN, así, con mayúsculas. Decir en nuestras reuniones, en nuestros círculos, en nuestras redes sociales, que hemos comprado en este lugar, o en otro, y que el trato recibido ha sido exquisito, a años luz de la impersonalidad de la compra online. Que hemos ayudado a alguien cercano pero que además hemos quedado plenamente satisfechos con lo que hemos comprado. Y ahora queremos decirlo a los cuatro vientos. Que las redes sociales no sirvan solo para contar penurias sino alegrías; no sirvan para expresar pequeñeces sino las grandezas de ir a un comercio de cercanía y que no solo nos conozcan a nosotros sino a aquellos a los que vamos a regalar. Todo un lujo ¿no creen?

Es hora de dejar de ir a los sitios y pasar a disfrutar del paseo, de mirar a ambos lados de las calles y ver a esos comercios que han volcado toda su ilusión en estas fechas para dar lo mejor de sí mismos.

Es hora de que la Navidad no acabe cuando cerramos la puerta de casa, sino que continúe un poquito más hasta que abramos nuestro ordenador o nuestro teléfono móvil para decirle a todo el mundo que el comercio y la hostelería de Alcantarilla están de fiesta y que son los mejores del mundo.

Feliz Navidad, felices compras.

Juan Castillo es Presidente de la Asociación de Comerciantes de Alcantarilla

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s