Made in Murcia | Acordes y Tinta (…Jaggo) by Cesar Marin

Cesar Marin

Cada día tengo más claro que es imposible triunfar sin trabajo, sin talento y sin suerte. Se podría sin talento, pasa de vez en cuando para nuestra desgracia, pero no sin suerte e imposible sin trabajo. Nuestro protagonista de hoy es de otro país, Perú. Nació en diciembre de 1972, en Nochevieja, en Iquitos, la puerta de entrada a la zona norte del Amazonas, donde en aquellos años no era fácil sentirse atraído por el rock and roll aunque sus padres sufrieron su hiperactividad desde muy joven. De hecho siempre fue artista pero primero empezó con los lápices y pinceles, con gran acierto ya que desde muy joven destacó por su arte ganando concursos y reconocimiento en su colegio. Mayor de tres hermanos compartió sus inicios musicales con ellos y sus amigos del barrio. Empezaba algo…

Jaggo es un artistazo polifacético afincado en Murcia desde el año 2007. Estrella y maestro del tatuaje, regenta desde hace años Black Jack Tattoo, un estudio donde ha plasmado en la piel de miles de murcianos sus inquietudes, amores, miedos o sufrimiento. Para siempre. ¡Una gran responsabilidad! He de reconocer que personalmente soy un fan de esta faceta de su trabajo ya que llevo muy cerca del corazón un trabajo suyo. Además, he vivido cómo uno sus trabajos cambió radicalmente la opinión de su propio cuerpo a una chica operada de una mastectomía, decorando y embelleciendo la huella del cáncer. Se me ponen los pelos de punta cuando me acuerdo de la alegría de esa chica cuando vio el tatuaje terminado.

Pero esto va de música, y aquí es donde conocí a Jaggo. Tocando una versión de «Born to be wild» de Steppenwolf, al borde de una piscina en el jardín de una casa en una despedida de soltero. Aquella noche no hablamos mucho… ya sabes la consabida fiesta, me tiraron a la piscina etcétera etcétera, me quedé con las ganas, pero sobre todo me quedé con su nombre y su número de teléfono. Nunca me había llamado la atención tanto un cantante de versiones, la banda era genial, la Traveling, pero su forma de afrontar los temas me llamó la atención, llevándolas a su terreno, dándole un rollo cómo decirlo…mmmm era como… mmmmm, ¡¡el rock and roll también puede ser latino!!

«Arrastro los tonos con voz dulce pero grave, me creo hasta la última palabra y nota que sale mi cuerpo, conecto con el público, hago que conecten con mi canción, además tengo planta en el escenario, una mezcla de Eddie Cochran y Jean Dean, y encima mira que banda me acompaña… soy Jaggo». ¡Pues sííí! Todo eso sentí la primera vez que lo vi en directo. Ya no lo perdería de vista.

«La primera vez que vi una guitarra me quedé hipnotizado«

Consumado cantante, un gran obrero de la guitarra en continua progresión y muy buen compositor. Empezó a interesarse por la música en el instituto con los tiernos 15 años un poco hastiado del dibujo, ya que, como culo inquieto, la perseverancia no era lo suyo y corrían tiempos de rock que pilló de lleno a nuestro amigo. La primera vez que vi una guitarra eléctrica me quedé hipnotizado, me confiesa. Aunque comenzó como cantante, la guitarra siempre ha estado ahí, sabiendo que con el tiempo le dedicaría más tiempo para dominarla. También pasó por el bajo, se incorporó a una banda de relativo éxito que mezclaba el rock con la música y el folklore andino y que tenía la particularidad de cantar en quechua, el idioma de los Incas. Tela. Después explora con intensidad su faceta como compositor llegando a situar canciones de éxito en listas de radiofórmulas y grabando un disco. En ese momento nace Jaggo, nombre artístico que se convertiría en su nombre propio para toda la vida.

En estos momentos de su carrera también conoció los rigores del mundo del show bussiness sufriendo como sufren tantos artistas con la tiranía de ciertas productoras discográficas. Y ahora voy a meter una nota personal anecdótica (porque me da la gana) y es que resulta que Jaggo me cuenta que en los años 80 hubo una gran invasión de rock español en su país y una de las bandas que entró allí con fuerza e influenció en cierta manera su sonido, fueron los murcianos Farmacia de Guardia. Parece ser que en el cole se cantaba mucho «Ella es demoledora». Con los años evidentemente conoció varios componentes de esa formación. Nuestro héroe ya tenía 33 castañazos y decidido a empezar de 0. Muchos problemas para labrarse un futuro en un país donde hasta las guerrillas presionaban los negocios de su padre. Dejó atrás una familia, una hija, toda una vida. Después de un paso fugaz en Valencia vino a Murcia en el año 2006, empezó como tatuador en uno de los primeros salones de tatuajes de la ciudad y en un año y medio se estableció por su cuenta abriendo su propio estudio. Después de muchos esfuerzos, y sobre todo con talento, cimentó su marca y su estilo, llegando a participar como protagonista en uno de los reality show que produjo Discovery Channel, Madrid Ink ,y que tanto éxito tuvieron. Ahora es uno de los tatuadores más valorados de la región. ¿Pero entonces que pasa con la música? Pues pasa que cuando uno tiene el gusanillo no puede apartarlo, puede dormirlo durante un tiempo pero nunca olvidarlo. En este momento de la historia entra en juego un local mítico de la música en directo en Murcia, La Puerta Falsa, punto de encuentro de infinidad de aficionados a la música, y una web también mítica, Murciarock y su página de contactos. Durante algún tiempo fue una de las mejores herramientas que tenían los músicos murcianos para anunciarse y ponerse en contacto los unos con los otros. Así Jaggo empezó a introducirse en la movida musical local, haciendo grandes amigos como no podía ser de otra forma. Es que además de todo, es muy buen tío, siempre sonríe, atiende a su público y tiene tiempo para la fotito. Enseguida lo ficharon para varios proyectos en el que destaca Los Soprano en el 2007 después la Traveling Band hasta llegar a los Duques.

Los Duques

Aquí nos vamos a entrener un rato. La necesidad de volver a subirse a un escenario, pero teniendo en cuenta el impedimento de tener que seguir trabajando para llenar el frigorífico, en este caso como tatuador, le impedía dedicarle más tiempo al mundo de la música en su labor como compositor, pero sin embargo las ganas le hicieron llegar a una conclusión: vamos a hacer versiones. Y una de las condiciones indispensables para hacer el tipo de formación que nuestro amigo quería, era superar su asignatura pendiente con la guitarra, dedicarle más horas y pasar de ser un guitarra solista a ser guitarra único y exclusivo, ya que su idea de grupo era un trío, guitarra bajo y batería. La Santísima Trinidad del R&R. Y a ello se puso…

Durante un periodo largo de tiempo dormía, comía, soñaba, jugaba, incluso creo que en alguna ocasión también se duchaba con la guitarra. Pero consiguió coger el nivel que él consideraba como aceptable y poner en marcha su power trío, los Duques, junto a Agustín Martínez (bajo) y Sergio Vezas (batería) en su formación más reconocible, la mejor banda de versiones que ha dado esta región y sobre todo la más longeva, porque una banda que lleva más de 13 años en la picota y tocan todas las semanas (siempre con permiso de pandemias) actuando en todos los rincones de Murcia y muchos otros de España tiene carretera…y punto. Todo este tremendo lio de actuaciones, ensayos y preparación de los conciertos, ¡lo lleva el solo! no suele utilizar ni empresas de promoción, ni manager, ni representante. Y es un curro arduo. Aunque aquí hay que hacer una salvedad…Tere. Teresa Moreno es su pareja, su mujer, psicóloga, backliner, entrenadora personal, su copiloto y compañera incansable, la razón principal de su cara de felicidad, la vecina de Alcantarilla que consiguió traer a nuestro pueblo a Jaggo. Qué bonito es el amor.

Como decía al principio de este artículo el trabajo y el talento son sobre todo las claves imprescindibles para conseguir tus objetivos y Jaggo no para de crecer. En la faceta de tatuador ha dado un paso más, haciéndose docente con la preparación adecuada para impartir cursos de tatuador con reconocimiento oficial, junto al departamento de formación del grupo Vigilant. Tampoco para, en cuanto a los proyectos musicales. Las limitaciones que hemos sufrido en tiempo de pandemia, y la imposibilidad de juntarse con sus queridos Duques, provocaron que el culo inquieto creara un proyecto cómo multiinstrumentista llamado Jaggo the One Man Band (más claro agua) y es un verdadero placer oírlo defender versiones tocando absolutamente todo. Y sigue evolucionando, cada día con un nuevo objetivo, en estos momentos cuece a fuego lento con mimo un proyecto junto a Sergio Varcarcel, reputado bajista y productor musical, nueve temas con la colaboración de grandes músicos. En el 2022 disfrutaremos de este trabajo.

Os lo decía al principio, imposible sin trabajo y sin talento, pero el éxito…eso es muy relativo, si me preguntáis, yo opino que Jaggo lleva años triunfando. Su proyecto Jaggo the One Man Band sigue creciendo, tiene demanda de conciertos para varios meses, aunque no llene estadios, su público es fiel y agradecido. Quizás no tatúe habitualmente celebrities, pero su agenda de cita para plasmar sueños en la piel está llena.

¿Eso es triunfar, o no

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s