Hablamos con el taxista apuñalado en Alcantarilla

El pasado martes, Día del Pilar, el taxista de Alcantarilla, Fulgencio Belmonte, vio la muerte muy de cerca al sufrir un violento ataque con arma blanca en la parada de taxi de Entrevías, en Alcantarilla. Las consecuencias fueron terribles pero este profesional del taxi se libró de puro milagro de la muerte. Numerosas cuchilladas en cara, cabeza, pecho y brazos fueron el resultado de una noche fatídica en la que un individuo violento quiso vengarse de un buen profesional que solo hace su trabajo en un servicio de taxi nocturno.

¿Como te encuentras Fulgencio?
Pues mira, a pesar de que llevo muchas cuchilladas en el cuerpo, estoy feliz porque puedo contarlo, ya que ví la muerte muy de cerca. Pero en realidad estoy acojonado ya que tengo el miedo metido en el cuerpo. Hace dos años recibí una brutal paliza que me llevó más de un año de baja y ahora esto. Pero bueno, voy a intentar recuperarme lo antes posible.

Fulgencio Belmonte nos muestra las heridas

¿Como se produjo la agresión?
La madrugada del martes, Día del Pilar, yo tenía una reserva a las 4:45 horas para ir a la estación de autobuses. Al terminar el servicio y ya de regreso a Alcantarilla, recibí una llamada de una mujer que decía llamar en nombre de una persona que llevaba más de una hora esperando en la parada de Entrevías. Eran las 5:20 horas de la madrugada. Le contesté que tardaba 10 minutos . Al llegar, no había nadie esperando, cosa que ocurre con mucha frecuencia. Aparqué el coche y me quedé dentro esperando mientras anotaba en la agenda el servicio que acababa de realizar. En ese momento observé desde el retrovisor que alguien se acercaba muy deprisa por la parte de atrás, y que parecía venir desde los contenedores de basura que hay en el lateral de la parada, justo detrás de donde yo estaba aparcado. Supuse que era el señor que esperaba el servicio y baje media ventanilla para confirmar si era el, ya que las puertas siempre las llevo con el seguro puesto. Apenas giré la cabeza cuando vi el cuchillo que venía hacia mi. No tuve tiempo de reaccionar…

¿Conocías al agresor?
En un principio no me dio tiempo ni a mirarlo. Además, cuando se produjo la llamada a radiotaxi la hizo una señora, la cual me preguntó dos veces cual era mi número de taxi. Le dije que el 19. Eso fue para asegurarse que era yo. Venía a por mi, sin más. Este hombre no llama directamente porque sabe que no se le atiende en esta parada. Por eso utilizó a esta otra persona, que por cierto no sabemos quien es y se aseguró de que yo era el taxista.

¿Supongo que no tuviste tiempo para reaccionar?
Cuando giré la cabeza le pregunté si era el la persona que estaba esperando el taxi. No dijo ni media palabra, se abalanzó sobre mi metiendo la mano por la ventanilla y empezó a acuchillarme. Yo tengo por costumbre llevar siempre el cinturón puesto, incluso en la parada y eso me dificultó aún más el poder defenderme. No atinaba ni siquiera a arrancar el motor y salir de allí. Solo era capaz de evitar con mis brazos que me apuñalara en la cabeza o en el pecho. Fueron 10 o 15 segundos interminables.

¿Como saliste de esa situación, Fulgencio?
Arranqué el motor como pude y puse el vehiculo en movimiento, pero con el enganchado a la ventanilla detrás de mi. Giré para salir de la parada y por centímetros no me empotré con un vehículo de color negro que venía por la avenida Martínez Campos y que por suerte vio todo lo que estaba ocurriendo. También estuve a punto de estrellarme contra la fachada de la tienda de enfrente, junto a la farmacia.

¿Pero cómo te liberaste de el?
El seguía enganchado a la ventanilla. Yo apenas podía conducir, no atinaba a nada pero enfilé el coche hacía la calle mayor mientras intentaba cubrirme para que no siguiera acuchillándome. Fui dando bandazos más de 200 metros por toda la calle mayor con el agarrado a la puerta. El chico del coche negro iba detrás de nosotros tocando el claxon y unos metros antes de llegar a la calle Eras, se descolgó y cayó al suelo. El chico del coche que nos seguía, paró su vehículo, se bajó y lo inmovilizó. Me dijo gritando que fuese a la policía ya que estaba a unos pocos metros de allí. Seguí como pude, ensangrentado y paré en la puerta de Comisaría. Salieron rápidamente los policías, les dije lo ocurrido y salieron corriendo hacia la calle mayor donde este chico lo retenía. Otro policía me llevó en su coche a Urgencias y de allí, al Hospital.

Fulgencio, por lo que cuentas parece que este hombre iba a por ti claramente ¿puedes añadir algún detalle que nos aclare esta historia tan dramática?
Este es un caso que viene de atrás. Son varios los conflictos que he tenido con este señor, no ha sido la primera vez., pero si la más violenta. Quería matarme, no hay duda. Hace unas semanas ya me amenazó de muerte en la puerta de Comisaría, delante de la policía.

Entiendo que conocías muy bien al agresor
Si, es un viejo conocido de la parada de Taxi. Yo personalmente le hice muchos servicios nocturnos y este el tercer conflicto que tengo. Precisamente tengo un juicio pendiente con el. Quiero aprovechar la ocasión para desmentir lo que publicaron en una televisión regional hace unos días. Dijeron que este señor ya me había pegado una paliza en una ocasión y eso no es cierto. Hace dos años lo que ocurrió es que me atracaron tres individuos en el Camino de los Arcos, dirección Javali Nuevo. Estuvieron a punto también de matarme, ya que me apalearon hasta dejarme inconsciente y me atracaron, pero este señor no tiene nada que ver. Aquellos delincuentes creo que aún siguen en la cárcel.

¿De donde vienen los problemas con este señor?
Este hombre es un ex guardia civil que vino a vivir a Alcantarilla desde un pueblo del noroeste de Murcia hace unos años. Es una persona muy conflictiva al que le gusta el mundo de la noche y todo lo que eso conlleva. Yo he tenido muchos problemas con el precisamente porque soy el que hace el servicio nocturno. Pero también lo conocen bien todos mis compañeros. Mi primer conflicto con este señor lo tuve hace años, al poco de venirse a vivir aquí. Una madrugada lo recogí de un local de alterne situado en el polígono industrial Oeste. Lo llevé a su casa en compañía de una chica. Me pagó el servicio y me marché. A las pocas horas me llamaron de la Comisaría de Policía para que si podía pasar por allí a recoger a una mujer. Al llegar, entré y mi sorpresa fue a ver que era la misma chica que horas antes había dejado en casa de este señor. Estaba llena de heridas y moratones. Ella lo denunció por agresiones y por intentar matarla en su casa con un cuchillo jamonero. A los pocos días, tanto el como su abogado, se pusieron en contacto conmigo para intentar que yo testificase a su favor en esa noche. Yo me negué en rotundo ya que yo no fui testigo absolutamente de nada, solo del trayecto desde el local de alterne hasta su casa en Alcantarilla. Desde aquel episodio viene toda la cosa con este señor.

Después de aquello, ¿le has realizado algún servicio más?
Una noche, hace unos 20 días, me llamaron de un salón de juegos de Alcantarilla para que pasara a recoger a una persona. Al llegar no había nadie en la puerta. Esperé unos minutos y di la vuelta en la rotonda que inicia la carretera del cementerio. Al volver para el centro urbano veo a una persona que me levanta la mano. Yo no supe quien era porque llevaba la mascarilla puesta y la mano en la cara. Le abrí la puerta y entró. Al girarme me di cuenta que era el. Le dije que por favor se bajara del coche que tenía prohibido subirse en su taxi y en el del resto de compañeros. Me dijo que el no se bajaba y que lo llevara a un club de Mula. Aceleré el coche con el dentro y me fui hacia la puerta de la Comisaría de Policía. El me decía que diera la vuelta pero yo no lo atendía. Llegué, toqué el claxon y salieron los policías de guardia. Les dije que ese señor no quería bajarse del vehículo y que yo no quería llevarlo a ningún sitio. La policía lo sacó a la fuerza y allí mismo, el me amenazó de muerte. Como digo, hace solo unos 20 días.

¿Crees que Alcantarilla es una ciudad segura?
Pues te puedo decir claramente que Alcantarilla es una ciudad muy segura lo que ocurre que en todos sitios hay gentuza y a mi parece ser que me ha tocado la negra. Además, junto con la ciudad de Murcia, Alcantarilla es de los pocos municipios de la región que cuenta con un servicio de taxi 24 horas. También quiero resaltar la labor de la Policía de Alcantarilla que se portaron muy bien conmigo esa noche. Cada servicio nocturno pasan varias patrullas por la parada y me preguntan como va la noche y me insisten que si necesito alguna cosa no tengo más que llamarlos. Por otro lado, también quiero resaltar la acción de este chico, por cierto, de origen latino, que retuvo a este individuo, y que lejos de mirar para otro lado, siguió al coche y hizo una demostración de valor y de solidaridad. Fue testigo de todo y lo será también en el juicio. Me gustaría hablar con el para agradecérselo personalmente, pero no pueden darme su número de teléfono. Pero lo haré en su momento.

¿Vas a seguir con el servicio nocturno de taxi después de las dos últimas experiencias? Pues si, que voy hacer. A mi edad ya no voy a cambiar de profesión. Es una pena que ocurran estas cosas cuando lo único que hace uno es trabajar.

Quieres comentar alguna cosa más Fulgencio.
Quería solicitar a quien corresponda que intenten poner más iluminación en la parada de Entrevías. Hay luz pero el tejado del parking impide que la luz penetre hacia abajo. Por la noche da miedo estar allí, no solo para nosotros, sino para los propios clientes que se acercan. También quería comentar que nos vendrían bien un par de cámaras de seguridad que estén conectadas a la central de la policía para situaciones como esta o algunas otras que se han presentado.

Desde esta página queremos agradecer a Fulgencio Belmonte la atención que ha tenido con nosotros a pesar de estar convaleciente y muy dolorido. Le deseamos una pronta recuperación. También queremos hacer nuestras las reivindicaciones que hace el colectivo del taxi que pide más iluminación para la parada de Entrevias y unas cámaras de seguridad tan necesarias para su integridad.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s