Juan Castillo: Saborea Alcantarilla

Juan Castillo

Ha llegado el buen tiempo, las calles se llenan de luz, de colores vivos, de gente deseando redescubrir cada sitio con renovadas energías. Se atisba la luz al final del túnel aunque tengamos la responsabilidad de mantener la calma, de aguantar las ganas de decirle al mundo que aquí andamos de nuevo.

Alcantarilla ha despertado este mayo con algo nuevo, con un abanico de posibilidades para deleitar nuestros paladares. Han sido 40 los hosteleros que han dado un paso al frente para enseñar lo que mejor saben hacer: sabores y elixires, comida y bebida para que demos la bienvenida a la primavera desgastando los zapatos por nuestras calles.

Han fabricado cuatro zonas de colores para mezclar nuestras pasiones, nuestros deseos de descubrir combinaciones de cosas ricas que llevarse a la boca. Y lo han hecho de forma espectacular. Carnes, pescados, verduras, sabores afrutados y salados, colores vivos y mezclados, olores que abren nuestros poros antes de degustar cada una de estas creaciones con los ojos cerrados, para disfrutarlo aún más.

Ha llegado el momento preciso de llamar a los amigos que andan por localidades cercanas, o no tanto, y decirles que se vengan a nuestro Alcantarilla a pasar un gran día, a pasear tan ricamente siguiendo la estela del olor, como lo hacían los rastreadores en las películas de vaqueros. Ha llegado el instante de parar el reloj en buena compañía, riendo, soltando lastre, dejando que fluyan de nuevo los recuerdos de los buenos tiempos, de esos en los que chocábamos los vasos mirándonos a los ojos, deseándonos lo mejor del mundo, aquello que está por venir. Y es en esos instantes cuando entornamos los ojos y nos viene a la memoria que somos mediterráneos y que a cambio de los besos y abrazos, que tanto nos gustan, disponemos ahora de copas para brindar y de sabores para despertar los sentidos que parecían dormidos.

Ay, Alcantarilla, cuánto te hemos echado de menos, cuántas veces hemos deseado sentirnos libres una vez más para pasearte como mereces, para mirarte con otros ojos y para traernos a todo el mundo y enseñarle lo que aquí sabemos hacer: vivir la vida como nadie.

Ay, Alcantarilla, no te queremos fallar otra vez, así que vela porque este “Saborea” nos otorgue, al menos, ese sentirnos plenos sin que tengamos que lamentar más recaídas. Ellos, los hosteleros, andan poniendo todo de su parte y nosotros, para no ser menos, vamos a disfrutarlo como nunca con la prudencia de siempre.

Ay, Alcantarilla cómo me gustan tus sabores, cómo me gusta pasearte con la mejor de las compañías, cómo me gusta mirarte bañada de sol y rodeada de colores…

Ay Alcantarilla, cómo me gustas.

                                                                                      Juan Castillo

Presidente Asociación de Comerciantes de Alcantarilla

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s