Buscar oro a orillas de un río leonés

katrina-ok

Si hablamos de los orígenes naturales del oro, tenemos que referirnos a lugares tan lejanos como Sudáfrica, donde encontramos las mayores reservas del mundo. La realidad es que casi todo el planeta está lleno de este metal precioso en mayor o menor proporción y por supuesto en España podemos encontrarlo en distintos territorios.
De hecho, hay muchas personas que investigan dónde encontrar oro en España, ya sea por pura afición o bien por encontrar ese filón que lo convierta en millonario.
España albergó en el pasado importantes yacimientos de oro que ya fueron explotados hasta su agotamiento.

donde-encontrar-oro-en-espana-768x575

El más conocido de todos es el de Las Médulas, en la comarca de El Bierzo, donde la acción extractiva a cielo abierto llevada a cabo por el Imperio Romano dejó un paisaje singular que hoy es todo un atractivo turístico. Mucho más reciente es el caso de las minas de Rodalquilar, en Almería, que funcionaron durante la primera mitad del siglo XX.

Pero la realidad es que la técnica a la que nos referimos es a la del bateo en los ríos, que es una actividad extractiva muy limitada, de hecho solo existe una explotación activa en todo el país, en Carlés, Asturias.
El noroeste de la península es una de las zonas en las que se conoce una mayor presencia de oro, y en los últimos años se han sucedido varias tentativas para abrir minas en Galicia y Asturias que no han llegado a fructificar debido a las preocupaciones medioambientales. En cualquier caso, como resulta inevitable dado el potencial económico implicado, no dejan de producirse sondeos en distintos puntos de España para estudiar las posibilidades.

1530197959272bateooro333dn
Pero si hablamos de encontrar pequeñas cantidades de oro utilizando la técnica artesanal del bateo nos tenemos que dirigir a los ríos Segre, en Lleida y Genil, en Granada, donde esta práctica se sigue desarrollando. Otro punto de referencia es la localidad asturiana de Navelgas, donde cada verano se celebra un campeonato que atrae a cientos de participantes de todo el mundo. Cabe mencionar que también se sabe de ciertas concentraciones de oro en puntos de Salamanca, Cáceres, Badajoz o León.
Es en esta tierra de León donde nos vamos a recrear, ya que hay una bodega que posee viñedos situados sobre terrenos de antiguas minas de oro romanas, y propone una innovadora visita a su bodega que también incluye una jornada buscando el metal precioso en el río Jamuz. La experiencia es única para impregnarse del paisaje, de los viñedos, de sus vinos y lo más importante, de vivir la sensación del bateo a orillas del río Jamuz provisto de una batea, botas de agua y una vista de ave rapaz para detectar las pepitas en caso de suerte. Una oportunidad de vivir el Valle del Jamuz como auténticos buscadores de oro y disfrutar de una jornada en contacto con la naturaleza recorriendo los territorios habitados por mineros romanos. Solo hay que acercarse a la orilla, escoger un lugar y comenzar la búsqueda de oro, esperando tener un poco de suerte.
En el mejor de los casos, aparecerá el brillante metal, pero si no, la experiencia vivida será inolvidable. Y lo mejor es que después de la búsqueda llega la recompensa en forma de los vinos de Fuentes del Silencio, que se pueden catar en la bodega, donde también se conservan objetos romanos de la vida cotidiana durante el Imperio en aquella región.

Artículo patrocinado por Panelya

BANNER PANELYA AGOSTO

 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s