NOW CITY | Entrevista al actor de Alcantarilla José Caride

LBTL-FALDON-ALERTARIA-MAR18

Impulsor del teatro de vanguardia de la década de los 60 y gran especialista en obras de grandes autores clásicos, José Caride ha participado en más de 150 títulos de teatro clásico, en cerca de 400 series de televisión y en 20 películas, además de dirigir varias obras de teatro y protagonizar varias zarzuelas. Caride, más conocido en los últimos años por las series de televisión como El Súper, El Comisario o Querido Maestro, disfruta de su jubilación voluntaria en su casa de su Alcantarilla natal, donde se dedica a pasear, a la lectura, a pintar acuarelas y también a escribir poemas de amor.

Sr. Caride, el día 9 de mayo el Ayuntamiento de Alcantarilla le rinde un homenaje por su carrera profesional. ¿Cómo recibe este reconocimiento?

Pues muy bien, la verdad. Creo que es un homenaje inmerecido, pero en cualquier caso, lo recibo con mucho agradecimiento.

 

“Mis grandes pasiones siempre fueron el teatro y las mujeres” 

 

Acaba de escribir su autobiografía que ya está en imprenta y que se presentará en el mismo acto del homenaje en mayo. ¿Puede contar algo sobre el libro?

Sí, es cierto. La voy a presentar en el mismo acto del homenaje. Bueno, es una biografía donde cuento verdades y prácticamente casi todo lo que me ha pasado en esta vida. Además, hablo sobre mis dos grandes pasiones, que siempre han sido el teatro y las mujeres. Siempre marcaron mi vida(risas).

Usted se retiró de la escena hace casi 20 años y desde entonces vive en Alcantarilla. ¿A qué dedica su tiempo?

Pues lo dedico principalmente a una cosa que me ha gustado mucho y que siempre he practicado, que ha sido la lectura. También me gusta mucho escribir; me entretiene. He escrito mi biografía, también escribo cuentos, algunos ciertamente absurdos; también escribo poemas, cualquier cosa que se me ocurra. Pero no soy un escritor de ninguna de las formas, ni tampoco lo pretendo.

WhatsApp Image 2019-04-01 at 16.56.35

Hay una cofradía de Alcantarilla que le ha pedido que dirija un Auto Sacramental en la Iglesia de la Asunción de Campoamor. ¿Qué puede contar?

Me propusieron que trabajara y que dirigiera un Auto Sacramental que se llama precisamente Auto de la Buena Muerte y es para la Cofradía del Stmo. Cristo de la Buena Muerte. Trabajar me cuesta un poco porque ya no tengo ganas de estudiar(risas). Será en el mes de noviembre y lo voy a hacer encantado.

¿Quiénes serán los actores que representarán ese Auto Sacramental?

Pues no lo se aún. Hemos tenido una reunión y serán los miembros de la cofradía los que se encarguen de buscar a los actores. Yo personalmente prefiero que sean actores del pueblo, pero en fin, ya veremos. Siempre podemos pedir ayuda a mi buen amigo Antonio de Bejar para que nos diga algún nombre. Ahora estamos seleccionando músicas. Yo estoy estudiando la puesta en escena de la obra. Vamos a ver.

¿Asiste al Centro Cultural Infanta Elena a ver teatro?

De vez en cuando voy a ver alguna representación, pero no siempre. Me cuesta mucho salir por la noche. En cuanto oscurece, me escondo. Antes era un ser nocturno pero ahora en la actualidad ya no. A pesar de que lo tengo justo a tres calles de mi casa, me cuesta mucho salir a ciertas horas.

LBTL-FALDON-ALERTARIA-ABR18

En su opinión, ¿cómo definiría culturalmente a Alcantarilla?

Realmente no me preocupo mucho de la cultura de Alcantarilla, pero creo que hacen faltan más cosas. Por ejemplo, echo en falta un teatro auténtico donde se pueda hacer teatro, porque en realidad el Centro Cultural Infanta Elena no reúne las condiciones para ello. También echo en falta un cine; creo que faltaría darle vida al casino, programando conferencias, recitaciones, charlas…una celebración de esa poesía tan sensacional con la que cuenta España. Todas esas cosas son las que echo de menos.

Hace dos años que se creó en Alcantarilla una asociación que se llama Legado y desde entonces está programando mucha actividad cultural, tanto en la sala del casino como en La Trastienda, un establecimiento de hostelería que ha apostado por la cultura ¿Conoce esta Asociación?

Pues no, la verdad. No sabía nada de ella. Me encierro en mi casa y parezco un cartujo (risas). Si no veo carteles por la calle no me puedo enterar. La Trastienda sí que la conozco y he ido alguna vez. Recuerdo que asistí a una charla de Julio Navarro sobre Don Juan Tenorio, ya que lo conozco a él y conocí y trabajé mucho con su padre. Pero me enteré de pura casualidad. Por el casino no voy.

Hay personas que demandan un teatro para Alcantarilla y que éste lleve su nombre. ¿Sería un proyecto viable, social y económicamente?

Por supuesto. Vamos a ver, levantar un teatro cuesta bastante dinero pero claro que es viable. Bastaría con encontrar el sitio adecuado. En Alcantarilla hay grandes casas, con patios amplios, que podrían albergar ese “nuevo teatro”. Incluso, creo que la antigua casa de mi abuelo podría acoger perfectamente ese edificio.

¿Que recuerda de su época de teatro en Alcantarilla?

En mi época habían en Alcantarilla dos teatros, que eran los dos cines que existían entonces. El Mercantil, donde fundamentalmente se hacía teatro y el Cinema Iniesta que era cine pero también se hacía de vez en cuando alguna obra de teatro. El Ayuntamiento tenía una escuela de música y yo empecé haciendo zarzuelas con Don Jesús Gambín y Domingo Hernández, que las dirigía.

Ahora que está de moda recuperar tradiciones, ¿sería partidario de recuperar el Auto de los Reyes Magos, una tradición muy extendida en toda la huerta de Murcia y también en Alcantarilla?

Sí, claro. Yo creo que trabajé uno o dos años en esa obra que se representaba entonces. Por supuesto que soy partidario de recobrar todas esas viejas tradiciones, que por cierto, eran mucho más festivas y más del pueblo que las de ahora, que son mucho más ruidosas.

¿Qué supuso para usted el Teatro Romea de Murcia?

¡Hombre!… El Teatro Romea para mí supuso muchísimo. En primer lugar por mi padre, el me llevaba de vez en cuando al teatro para ver algunas obras. Sí, mis sueños aparecieron con el Teatro Romea de Murcia. Allí hice mi primera obra teatral, más o menos importante, que fue El Enfermo Imaginario, ya que tuve muy buenas críticas y eso elevó mi vanidad (risas). Allí vi una obra, de la Compañía Lope de Vega, La Muerte de un Viajante, con Carlos Lemos de protagonista. Salí de aquella representación muy impresionado y diciéndome a mi mismo. “Algún día yo haré esa obra”, y efectivamente hice esa obra, y además con Carlos Lemos; luego la volví a hacer otra vez con una de las grandes actrices que hubo en este país que era María Jesús Valdés y con José Sacristán. Además, al Teatro Romea vine con bastante frecuencia, incluso cuando se reinauguró en 1988 después de aquella gran reforma, vinimos con la Compañía Nacional de Teatro Clásico, que dirigía Adolfo Marsillach.

jose caride el enfermo imginario

Ha vivido muchos años en Madrid. ¿Viaja a la capital a menudo?

Sí, suelo viajar de vez en cuando a Madrid para ver a la poca gente que allí me queda. Paso un tiempo con la actriz África Pratt, ya que fuimos pareja durante algunos años y ahora mantenemos una amistad muy profunda y…la verdad, poco más. Porque ya, actores, amigos y compañeros me quedan pocos… María José Alfonso, José Sacristán, de los que yo más he frecuentado. Claro, los demás han desaparecido ya; Alfredo Landa, Francisco Valladares… todos se han ido.

Usted fue Brujo en las fiestas de Alcantarilla en el año 2000. ¿Que opinión le merecen estas fiestas?

En mi opinión las fiestas patronales deberían de ser mucho más culturales y no limitarlas solamente a la música en el recinto ferial y a los pasacalles de las peñas. Creo que deberían de ser unas fiestas algo más pensadas, más participativas, con más contenido cultural y más profundas. Eso es lo que yo pienso y ya me brearon algunos por decirlo en su momento (risas).

Un teatro…

El Teatro Romea.

Una obra de teatro…

La Muerte de un Viajante. Luego hay otra obra que me emocionaba sobremanera que era Enrique IV, de Luigi Pirandello. La magistral interpretación en escena de Carlos Lemos me ponía los pelos de punta. Carlos Lemos era sensacional. Era puro teatro.

Un director…

En teatro, Adolfo Marsillach, también Cayetano Luca de Tena. En televisión, como realizador, Juan Guerrero Zamora. Y en cine, Mario Camus, Pilar Miró y José Luis Garci.

Un actor…

Uff. son tantos los actores que podría destacar… afortunadamente he trabajado con los mejores actores y actrices de este país. Pero bueno, podríamos destacar a Carlos Lemos, también a Manuel Dicenta, a Guillermo Marín, a José María Rodero, a Ismael Merlo. Todos ellos han sido amigos y compañeros con los que he tenido el honor de trabajar.

¿Una interpretación suya que recuerde por encima del resto?  

Todas las interpretaciones que he hecho las he acogido siempre con mucha ilusión, pero si tengo que destacar alguna me quedaría, en teatro, con El Poder y la Gloria. En cine, podría ser en El Abuelo, con Fernando Fernán Gómez o en Las Ratas, de Miguel Delibes.

¿Cine o teatro?

La interpretación, con la mecánica de cada una, me gusta toda. Pero yo prefiero el teatro porque es una cosa directa y sientes la respiración del público que tienes enfrente.

¿El último libro que ha leído?

El que estoy leyendo en este momento. El Gran Nivelador, de Walter Scheidel. Es una historia de la economía del mundo, desde el principio de los tiempos.

Para acabar Sr. Caride… ¿Una ciudad para vivir?

Murcia es una ciudad cómoda, con buen clima, no hay cuestas y no es excesivamente grande. Murcia es una ciudad para vivirla plenamente. PACO CASCALES

*Entrevista publicada en Now City impreso Abril 2019

 

La Trastienda2

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s