Ermita Virgen de la Salud de Alcantarilla

La ermita de Nuestra Señora de la Salud se encuentra en el paraje “El Agua Salá”, muy próximo al Museo Etnológico de la Huerta. La ermita fue construida en piedra en la década de los años 70. Se trata de una única nave central con unas características arquitectónicas propias del estilo románico, con una cruz latina coronando la parte alta y un arco de medio punto a la entrada.La fachada cuenta con un porche sobre elque se levantan dos columnas a los extremos que forman un frontón decorado con espadaña, siguiendo el estilo de las ermitas murcianas del siglo XVIII. En el interior se pueden apreciar pinturas realizadas por pintores locales con escenas de La Virgen y La Aparición de Ntra. Sra. de La Salud en el Puente Las Pilas y un artesonado tallado en madera.

HISTORIA

La historia de la ermita y de su titular, la Virgen de la Salud viene de muy atrás. Fue en época medieval cuando se levanta en las inmediaciones del río una ermita en honor a una virgen, Nuestra Señora La Pequeña, culto fomentado por la Orden de los Mínimos. En aquella época la población se asentaba en las inmediaciones del río. En 1545 una riada asoló el lugar, incluida la ermita, obligando a los vecinos a reconstruir la población en terrenos más elevados, a salvo de futuras avenidas. Al trágico acontecimiento se le recuerda como la Riada de San Lucas.
La ermita de la Virgen se comenzó a reconstruir una vez que las aguas y los fangos se retiraron y entonces un hecho singular hizo que esta imagen pasara a ser llamada por los vecinos como Virgen de la Salud. Según la historia, a finales del siglo XVII, una trágica epidemia de peste amarilla asoló la población. Los vecinos, viendo que la enfermedad hacia estragos y no remitía, decidieron encomendarse a su patrona sacándola en procesión y rogativas. La epidemia remitió y los vecinos desde ese momento comenzaron a llamar a la imagen como la Virgen de la Salud.

A comienzos del siglo XVIII, la imagen de la Patrona se trasladará al convento de los Padres Mínimos de San Francisco de Paula, que también actuaba como colegio, hospicio y hospital. El traslado se produjo forzosamente debido a el lamentable estado de abandono y deterioro de la vieja ermita. Pero en 1837 los frailes son expulsados del convento, sus propiedades confiscadas y el convento cerrado al culto. La devoción por la virgen decayó notoriamente, resurgiendo a principios del siglo XX con la creación de una Hermandad fundada en su honor.En 1936, con el estallido de la Guerra Civil, el convento es profanado y saqueado, siendo la imagen de la Virgen de la Salud una de las que acabaron pasto de las llamas. Tras el fin de la guerra, se encarga al escultor Nicolás Martínez Ramón la actual imagen.

ns-de-la-salud-de-alcantarilla-s
En el mes de mayo de 1948 la Virgen es sacada en procesión hasta el Ayuntamiento de Alcantarilla, pero la celebración no tendrá continuidad. En 1967, la imagen de la Patrona es trasladada al recién remodelado templo parroquial de San Pedro Apóstol. Poco después, en 1971, Alcantarilla cuenta con unas fiestas patronales anuales y es entonces cuando se consolida la romería que cada mes de mayo procesiona en honor a su virgen.

Anuncios