CASA DE TEROL , CASA DEL CURA O CUARTEL VIEJO

Este es el magnifico estado de la Casa de Terol en la actualidad, un imponente edificio de tres plantas construido en el siglo XVIII como sede vinculada a la Iglesia de San Pedro Apóstol y como residencia del cura párroco de entonces.

foto-de-legado
Foto: Asociación Histórico-Cultural Legado

banner-salvador-asensio

En aquella época el caserón, conocido también como La Casa del Cura o el Cuartel Viejo, disponía de varias salas para uso eclesiástico, una importante biblioteca y un gran huerto en su parte trasera que abastecía a la parroquia. Alcantarilla experimentó un gran crecimiento en esa época y la Iglesia de San Pedro Apóstol se había convertido en uno de los templos más importantes de toda la comarca.
Ha finales del siglo XVIII la economía española estaba estancada, siendo la agricultura la principal actividad económica. En esa época existían en España las llamadas “manos muertas” que eran bienes desaprovechados y tierras mal cultivadas que estaban en poder de la iglesia y los ayuntamientos, que además, no se podían comprar ni vender. El gobierno español, de la mano de Godoy, pone en marcha las conocidas desamortizaciones o expropiaciones forzosas de bienes que pasaban a manos del Estado y después, algunas de ellas salían a subasta pública. Así, de esta forma, la Casa del Cura, cuyo más insigne inquilino había sido el cura párroco Saavedra, se convierte en Cuartel de Caballería de la Guardia Civil durante mas de 100 años, hasta el estallido de la Guerra Civil Española en 1936. Después, el nuevo gobierno entrante decide trasladar el cuartel a un nuevo emplazamiento, a la hoy conocida calle del Cuartel.

Entonces el edificio cae en el abandono más absoluto hasta que, muchos años después, pasa a manos privadas, siendo habitada por algunas familias nobles de la villa, como la familia Riquelme y la familia Sánchez-Avilés, quedando en ambos casos los escudos de armas en la fachada principal, como se aprecia en la foto.

Tras un nuevo abandono y cuando el caserón se encontraba otra vez en estado más que lamentable es adquirida por el arquitecto Andrés Terol, acometiendo este una importante reforma, con ampliación incluida y dotándola de una nueva ala hasta darle su actual forma en ele, conservando las barandillas originales en los balcones y la escalera de caracol de su interior.

En 1996 el arquitecto fallece víctima de una enfermedad y la familia pone la casa en venta. Andrés Terol era un arquitecto afincado en Madrid aunque natural de Alcantarilla. Desarrolló importantes trabajos en Alcantarilla, como la restauración de la Casa de las Cayitas, la restauración del Ayuntamiento de Alcantarilla y las cubiertas de la Iglesia de la Asunción de Campoamor, entre otras.

El edificio se encuentra en la Calle del Cura, frente a la Iglesia de San Pedro y Ayuntamiento de Alcantarilla.

Anuncios