La leyenda del Huerto de los Frailes

A principios del año 1700 llegaron a Alcantarilla dos frailes mínimos de la Orden de San Francisco de Paula, con el objeto de establecer y fijar su misión por estas tierras.
La implantación de los Hermanos Mínimos de la Orden de Francisco de Paula data del año 1493, a instancias de los mismísimos Reyes Católicos, quienes para celebrar la victoria sobre los musulmanes (predicha por San Francisco de Paula), decide fundar en Málaga el primer convento de esta Orden, con el claro objetivo de expandir la orden por toda la península.
Pues con esa intención llegaron a Alcantarilla estos dos frailes mínimos, fray Alonso y fray Miguel, que tras despachar con el alcalde y el párroco de entonces, obtienen finalmente el permiso para hacerse cargo de la Ermita de la Salud con la promesa de estos, de transformarla también en hospital y hospicio.
El evidente deterioro de la Ermita de la Salud, en estado lamentable en aquella época, hace que pocos años después, el Cardenal Belluga, entonces Obispo de la Diócesis de Cartagena, se vea obligado, gracias a la gran labor desarrollada en el municipio por los frailes, a donarles unos terrenos para la construcción de un nuevo convento en terrenos más altos y fuera del peligro de las temidas riadas que sufrían en la zona del río. El edificio se construyó en la actual Plaza de San Francisco y lo ocuparon en 1721, abandonando definitivamente la Ermita de La Salud, en su enclave junto al rio.
El nuevo emplazamiento disponía por la parte de atrás de un poco de tierra de secano, pero los religiosos necesitaban más tierra fértil para plantar y obtener cosechas para el sustento del convento.

convento Minimos y huerto frales

En la foto, de autor anónimo, se aprecia el enclave del Convento y los Huertos.

Circula una leyenda en nuestro pueblo que dice que el propietario de la mayoría de los terrenos colindantes al convento, propuso a los religiosos que toda la tierra que pudieran cercar, en obra, en una sola noche les seria donada, quizás en gratitud a la labor solidaria de los frailes con el pueblo. Estos, como no podía ser de otra manera, aceptaron encantados y se afanaron en cercar todo lo que pudieron, formando de esta manera y a la postre, el conocido Huerto de los Frailes.
Hay quien sostiene, los más eruditos, que esta leyenda no es cierta, estando convencidos que fue el propio Cardenal Belluga quien donó de nuevo más terreno a la finca y que estos cercaron (unas 90 tahúllas) completando este enclave religioso en Alcantarilla.

Los años desvirtúan muchas veces la realidad de las cosas y solo los documentos certifican cualquier hecho ocurrido. Es posible que ocurrieran ambas cosas al mismo tiempo, pero yo me quedo con la leyenda que ha circulado siempre en Alcantarilla sobre el Huerto de los Frailes.

Publicación patrocinada por:

Sol y Luna 24 horas

C/. Mayor,1  /  Alcantarilla

852298_6045e3b070fa46c4a15bd1767daa9320

Anuncios