TRANVIA MURCIA-ALCANTARILLA

La idea del establecimiento del tranvía en Murcia se remonta a 1.878 cuando un grupo de empresarios solicitan la concesión de la primera linea de tranvía Murcia-Orihuela, de tracción animal, pero ese primer proyecto queda abandonado tras la inauguración de la linea ferroviaria Alicante-Murcia, prácticamente paralela al recorrido propuesto para el tranvía, quedando inviable el proyecto del tranvia.
Truncada esa primera iniciativa, surgieron otros proyectos con el fin de enlazar la capital de la provincia con otras poblaciones importantes, como por ejemplo la linea con Lorca, Espinardo o la propia Alcantarilla.
Pero no es hasta 1.892 cuando la recién constituida Compañía de Tranvías de Murcia se propone unir Murcia centro con su estación de ferrocarril (El Carmen), y con las localidades de Alcantarilla y Espinardo.

tranvia Alcantarilla 1

La red propuesta tendría una longitud total de 14.327 metros de vía, dividida en tres secciones: la primera, de 3.405 metros, daría servicio al interior de la ciudad con tracción animal; la segunda, de 2.672, llegaría hasta Espinardo, también con tracción animal y la tercera, la de Alcantarilla, de 8.250 metros, utilizaría la tracción a vapor.

Ese mismo año se le encarga al abogado del Estado José María Díaz Cassou la realización de los planos de un tranvía de tracción animal y de vapor para la ciudad de Murcia. El tranvía arrancaría de la Plaza de Santo Domingo con dirección a Puertas de Castilla, donde en bifurcación, una via iria a Espinardo, y otra, a la Estación del Carmen y desde allí, un ramal a vapor, seguiría hasta Alcantarilla.
Poco más de un año después, los Ayuntamientos de Murcia y Alcantarilla, aprobaron el proyecto del tranvía de tracción animal que uniera estas localidades.

El 25 de agosto de 1894 se aprobó el proyecto publicándose la Real Orden que daba vía libre al establecimiento de la linea.Tras la concesión de las obras, comenzaron estas. El Ministerio de Fomento, solo autorizaba la tracción animal durante 2 años. Después se emplearía el vapor.

tranvia 3
Modelo de Automotor de vapor Purrey

En el otoño de 1895 se iniciaron las obras de la línea de Alcantarilla, al mismo tiempo que se contrataba con una firma valenciana la construcción de los coches que serían impulsados, en un principio, mediante el motor de sangre. Las cuadras y cocheras se establecieron en los bajos y el patio de la posada del Malecón, situada junto al inicio del paseo del mismo nombre.

A finales de julio de 1896 la compañía manifestó su interés en inaugurar el servicio en los primeros días de septiembre, ya que en esas fechas se celebraba la tradicional Feria, pues ya se habían recibido los raíles y se esperaba acelerar las obras a lo largo del mes de agosto, mientras que los primeros coches llegaron a Murcia. En las mismas fechas se adquieren en Córdoba los caballos necesarios para el servicio. Las primeras pruebas de los vehículos se realizaron a finales de agosto. Unos 500 obreros trabajaron en este período para terminar la línea de Alcantarilla.

Ésta partía del Plano de San Francisco, en la Posada del Malecón, donde se encontraban las cocheras, continuaba por el Plano de San Francisco, cruzaba el puente sobre el río Segura, recorría la Alameda de Colón, cruzaba la plaza de González Conde, entraba en la carretera de Albacete a Cartagena, llegaba al empalme de ésta con la de Murcia a Granada y continuaba por esta última hasta llegar a Alcantarilla, donde finalizaba el recorrido junto al paso a nivel.

Concluidas las obras, el 2 de septiembre de 1896, se inauguró la primera línea de tranvías de Murcia entre la capital y Alcantarilla.

Horario de servicio: entre las 5 de la mañana y las 8 de la tarde. De Alcantarilla hacia la capital, el primer tranvía partía a las seis de la mañana y el último a las 21 horas. Entre esos extremos salía un tranvía cada 22 minutos simultáneamente de Murcia y Alcantarilla. Los días festivos el servicio se prolongaba treinta minutos más y, con ocasión de las funciones de teatro, se prestaban servicios especiales.

Precios: 5 céntimos de Murcia a Molino de Funes, 10 céntimos a Nonduermas, 15 céntimos a la fábrica La Providencia y 20 céntimos hasta Alcantarilla.Los accionistas que tuvieran más de 10 acciones gozarían de pase gratuito.

Pero pronto se pudo constatar que el número de viajeros que utilizaban los tranvías era muy inferior a la demanda prevista en el proyecto. Además, los gastos de explotación eran muy superiores, debido al elevado precio de los animales de tiro y, sobre todo, al aumento de los precios de los piensos que consumían.

En consecuencia y ante la mala marcha del negocio, el 18 de abril de 1.897 la Junta de Accionistas decidió vender la compañía a un grupo de empresarios franceses. Estos, asumieron la explotación el 1 de febrero de 1898, pero pronto transfirieron el servicio a una nueva entidad, la Compagnie des Tramways de Grenade et de Murcie, sociedad constituida en Bruselas el 2 de marzo de 1899.

tranvia 2

Tras este primer periodo, la explotación del tranvía pasó a una empresa francesa. Se cambió al vapor y se construyeron las líneas hasta Espinardo y El Palmar.
La primera línea de tranvía en Murcia, funcionó hasta el 8 de marzo de 1929 pero la revolución Industrial obligó al Rey a firmar el decreto declarando caduca la concesión de la línea para Murcia, Espinardo, El Palmar y Alcantarilla.

Hoy día y desde la década de los 90 el tranvía resurge de nuevo actuando como eje vertebrador del transporte público municipal y metropolitano. Veremos que depara el futuro para Alcantarilla.

 Publicación patrocinada por:

D’Pelos / Peluquería canina

C/. Eras, 8

LOGO D'PELOS

Anuncios